¿Qué sucede con la Migración de Pelágicas y Tortugas? | Viajes de Aventura ▷ Agencia de Viajes Animal Limit
 

¿Qué sucede con la Migración de Pelágicas y Tortugas?

¿Qué sucede con la Migración de Pelágicas y Tortugas?

Las migraciones de especies pelágicas y tortugas en los países del Caribe como Panamá y Costa Rica están sufriendo un gran cambio debido a las irregularidades en el ciclo de vida actual de estas especies.

No solo está aumentando la cantidad de especies que llegan; sino que la urbanización en las zonas costeras y acciones fraudulentas como el tráfico de los huevos de tortuga; están creando un panorama bastante complejo para estas especies acuáticas. Ayúdanos a resolverlo, en este artículo te explicamos cómo.

La migración de especies pelágicas y tortugas sigue en aumento ¿Qué sucede?

ballenas jorobadas

Las grandes especies pelágicas como ballenas, tiburones y mantas; son depredadores tope del ecosistema submarino. Su reproducción y estado; tienen un gran impacto en el balance del ecosistema marino; según explica el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR).

Debido a las olas de calor y frío, además de las temporadas de huracanes; estas especies viajan hasta las costas de las islas del Caribe pertenecientes a países como Costa Rica y Panamá.

Allí, no solo se alimentan; sino que también se reproducen. Es por ello que monitorearlas se ha vuelto una necesidad más que una simple labor de control. Una tarea que llevan a cabo y en conjunto con los guarda parques; y agentes de más autoridad en el campo de la biología marina como lo es el (CIMAR).

Una gran tarea llevada a cabo por ambos países

Las razones por la que ambos países deben intervenir de forma más rigurosa cada vez; se debe a tres factores principales:

  • La cantidad de especies que migran aumenta con cada año
  • El turismo en estos países se está explotando con más energía; convirtiéndolo en uno de los principales ingresos de su PIB
  • Los mercenarios que abusan de estas migraciones de especies también aumentan

Entre las especies que deben monitorearse podemos destacar:

Ballenas Jorobadas

ballena jorobada

Las Megaptera novaeangliae, conocidas mejor como ballenas jorobadas; se hayan por todos los océanos. Sin embargo, hoy en día Costa Rica posee la “estación de ballenas horobadas” más larga del mundo. Pues estas se avistan en sus playas durante 8 de los 12 meses del año.

Tiburones de todas las especies

tiburones

Desde tiburones puntas negras a puntas blancas. También se les llama las aves de invierno del mar. Su principal función en el ecosistema es ayudar a “limpiar” las praderas marinas al alimentarse de peces débiles.

Mantarrayas

mantarrayas

También son una especie de tiburones. Las especies que emigran a las playas de Costa Rica y Panamá tienen hábitos alimenticios muy similares a los de los tiburones ballena. Es decir, se alimentan de zooplacton y son capaces de comer, en una semana; hasta el 13% de su peso.

Actualmente, organizaciones como el CIMAR monitorean las especies con triangulaciones de cámaras submarinas con revestimientos altamente duros; así como también sondas de rastreo cuando se trata de seguir a especies en peligro o bajo amenaza de caza.

Uno de los ejemplos más destacados fue el monitoreo de Anne, una hembra tiburón ballena monitoreada por el equipo de investigación de Smithsonian Tropical Research Institute; bajo el título de proyecto #Cienciaalobestia.

Tras una investigación que duró varios meses; Anne realizó una ruta de más de 20.142 kilómetros; desde el Pacífico oriental hasta el oeste del Indo pacífico.

Lo que implica no solo la migración más larga que hasta ahora se haya registrado; sino también evidencia de una posible ruta transpacífica.

Y todo esto ocurre solo bajo el agua, mientras tanto; a orillas de las playas se producen varios eventos igual de únicos debido a la llegada de las distintas especies de tortugas.

Tortuga Baula

tortuga baula

No solo es el espécimen más grande de tortugas marinas, sino que es la que más irregularidades ha tenido en su proceso de migración.

Anteriormente, su principal lugar de desove estaba ubicado en México. No obstante, ahora se les ve llegar a Playa Limón en Costa Rica y Panamá.

Es por esta razón que organizaciones de voluntariado y sin fines de lucro como la Asociación Salvemos las Tortugas de Parismina (ASTOP); y Juventud Activa de Conservación Ambiental Nacional de Costa Rica (JACANA).

Se han unido para reforzar la protección de las áreas de desove de esta magnífica tortuga; cuyo tamaño promedio en su vida adulta es de 2 metros y llega a pesar 600 kilogramos. Aunque el espécimen más grande registrado ocurrió en Gales Gran Bretaña; donde se encontró una de más de 3 metros de largo desde la punta a la cabeza y que pesaba poco más de una tonelada.

Otro hecho muy curioso de esta tortuga, es que no se ve afectada por las toxinas de medusas venenosas; como la medusa fragata portuguesa.

Tortuga Carey

tortuga carey

Es una de las especies omnívoras, por lo que su dieta en el Caribe es bastante amplia. Come desde corales hasta erizos sin mayor dificultad.

Su peso promedio en su vida adulta es de 125 kilogramos, llegan a medir 80 centímetros; y tiene un caparazón de placas superpuestas.

La Tortuga Lora

tortuga lora

La más pequeña de todas las que llegan a las playas de Costa Rica y Panamá. Tienen un caparazón color verde oliva y, hasta el día de hoy; no se conocen especímenes que superen los 70 centímetros de la cabeza a la punta de la cola.

Tortuga Verde

tortuga verde

Su dieta está basada principalmente en micro algas y pasto. Dependiendo de la costa en la que estés; los lugareños se referirán a ella con nombres muy distintos. Algunos la llaman tortuga blanca, otros le dicen tortuga negra; y en países como República Dominicana se refieren a ella como tortuga prieta. Visto desde arriba, su caparazón es como un óvalo.

Tú también puedes ayudarnos a proteger a las tortugas

tortugas

Los “hueveros” que es el nombre por el que se le conoce a las personas que trafican los huevos de tortugas; suelen superar en número a los guardias de las costas.

Por tal razón, el apoyo de los turista responsables y voluntarios; es muy importante para que el ciclo de la vida de las tortugas no se vea destruido.

Los huevos de tortuga en realidad tienen mucho más colesterol que los huevos tradicionales de gallina; por lo que comerlos es un riesgo. Evitar comprarlos ayuda a que las actividades fraudulentas disminuyan.

Además, si estás de visita en Panamá o Costa Rica; puedes acudir a los distintos centros de voluntariado y protección de las áreas; allí de seguro encontrarás un lugar o una labor que ayude con la protección de las tortugas durante su temporada de desove.

Animal Limit Icon
TU BLOG DE VIAJE Y AVENTURA
No Comments

Post A Comment

×